huawei-matebook-d14-2019-amd-pantalla-bloqueo-windows-10

Análisis Huawei MateBook D14 AMD, la importancia de tener una gráfica dedicada

La marca más maltratada de estos tiempos no solo hace grandes dispositivos móviles, sino que también trabajan en tener su propio ecosistema a través de la fabricación y comercialización de ordenadores portátiles para casi todos los públicos, y hoy te traemos la experiencia de uso después de 3 semanas con el Huawei MateBook D14 con procesador y gráfica AMD.

La gama MateBook D está destinada para estudiantes o usuarios con fines ofimáticos, este es el público para el que está trabajando lo más fuerte posible la gente de Huawei, pese a tener ordenadores portátiles más potentes para otro tipo de públicos que os traeremos más adelante en Techdroy.

Desde el comienzo de este análisis os vamos a contar la percepción que tuvimos cuando lo recibimos porque al final ha sido lo que hemos experimentado durante todo este tiempo.

huawei-matebook-d14-2019-amd-cerrado

Sabíamos que el dispositivo iba a rendir lo suficiente, y lo ha hecho sin demasiados esfuerzos -teniendo en cuenta para lo que está pensado este ordenador-, pero sabíamos que no tener una tarjeta gráfica dedicada iba a marcar un claro punto para saber si nos tenemos que decantar por él o no, dependiendo de las necesidades.

Además, aprovechando que mi ordenador personal es un Huawei MateBook D15 en la versión anterior a este D14, también te vas a encontrar ciertas comparativas para que entiendas por qué ha surgido la evolución en este ordenador.

Ficha técnica del Huawei MateBook D14 2020

Huawei MateBook D 14
PANTALLAIPS 14 pulgadas Full HD (1.920 x 1.080 píxeles)
84% de aprovechamiento del frontal
DIMENSIONES Y PESO322,5 x 214,8 x 15,9 mm
1,47 kg
PROCESADORAMD Ryzen 5 3500U
GRÁFICOSAMD Radeon Vega 8
MEMORIA RAM8 GB DDR4
ALMACENAMIENTOSSD 512 GB
WEBCAMOculta bajo teclado (1 MP, 720p)
PUERTOS1 x USB-A 3.0, 2 x USB 2.0, 1 x USB-C, 1 x HDMI, minijack
BATERÍA4.500 mAh
Carga rápida de 33W
SOFTWAREWindows 10 Home
CONECTIVIDADWi-Fi 802.11ac, Bluetooth 5.0

Un diseño a la altura

Pese a que no es un ordenador con un precio excesivo y se encuentra dentro del margen en el que se mueve su competencia, el diseño y los materiales de construcción son inmejorables. El dispositivo se siente bastante robusto a la hora de agarrarlo, de transportarlo y de utilizarlo.

Nos encontramos con un diseño completamente metálico en color gris excepto en los márgenes delanteros de la pantalla, que son de plástico y de un color negro mate. Y esto es de agradecer, ya que no se han visto influenciados por la fiebre de la introducción del negro piano para que solo brillase en sus primeras horas de uso.

huawei-matebook-d14-2019-amd-pantalla-abatible-recurso2

El marco del panel es ínfimo y sólo lo vemos más pronunciado en su parte inferior donde nos encontramos con la seriegrafía de la compañía. Para mí, me hubiese desprendido de añadir la seriegrafía y ese marco; para así conseguir alargar un poco más el panel, ganando una pulgada en un diseño más pequeño y elegante.

La seriegrafía de la compañía también podemos verla en la tapa del dispositivo, pudiéndose ver al derecho en el momento en el que abrimos el ordenador. Una tapa también construida en metal y que le da un aspecto bastante premium y que hace que en cualquier escritorio quede bien y a la hora de llevárnoslo a la calle, podamos presumir de un ordenador de calidad y bonito.

Si seguimos con diseños de seriegrafía, la marca no ha dejado de incluir su nombre por todos lados. Y es que en la zona interior del dispositivo, justo debajo del teclado y a la derecha del trackpad, nos encontramos la pegatina NFC de Huawei Share, el cual hace que podamos conectar nuestro dispositivo Huawei al ordenador.

huawei-matebook-d14-2019-amd-camara-oculta

De esta tecnología hablaremos en un apartado propio, pero lo interesante de este diseño, es que se nota que ahí está la pegatina NFC de manera física y no solo es decorativo, ya que al tocarla, está más dura que la pegatina que se encuentra justo al lado con la nomenclatura de Ryzen, haciendo referencia al procesador y la gráfica de AMD que monta este Huawei MateBook D14.

A su vez, en el lateral derecho del dispositivo nos encontramos un puerto USB 2.0 y el conector Mini Jack 3,5 milímetros para poder conectarle cualquier entrada de audio o sonido que cuenten con la misma conexión. Todo un acierto no perder esta conexión de un ordenador, sobre todo de un ordenador portátil.

huawei-matebook-d14-2019-amd-puertos-usb-c-hdmi-perspectiva

Al contrario, en el lateral izquierdo del Huawei MateBook D14, podemos ver el puerto USB C para la carga del dispositivo y transferencia de archivos, de imagen y sonido o de cualquier cosa casi infinita que nos permite esta conexión, y por esta razón es por la que extrañamos no tener otro conector USB C en el dispositivo.

También podemos ver la conexión HDMI para transmitir imagen y sonido a otro dispositivo y, como no, otro puerto USB, aunque en esta ocasión cuenta con tecnología USB 3.0 para ser más eficiente con los dispositivos compatibles.

Como no podía ser menos, y como ocurre en casi todos los ordenadores portátiles, nos encontramos dos altavoces en la parte inferior del dispositivo, del cual os hablaremos más adelante, y la rejilla de ventilación con su respectivo ventilador para refrigerar así los componentes internos del portátil y alargar su vida útil.

huawei-matebook-d14-2019-amd-ventilador-rejilla

El rendimiento lo marcará la ausencia de una tarjeta gráfica dedicada

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, el Huawei MateBook D14 ha sido galardonado como uno de los más fiables y mejores de este año 2020. Lo cierto es que no me extraña en absoluto, ya que durante este tiempo, se ha ganado este premio a pulso. Es un muy buen ordenador, y su rendimiento es más que excelente.

Pese a todo esto, es cierto que existen algunas cuestiones que hay que mencionar, ya que quizás este ordenador no sea el que estás buscando y, entonces, estás buscando a alguno de sus hermanos o primos de la gama MateBook D de la compañía, que sí cuentan con Intel y con Nvidia para conjugar la tarjeta gráfica dedicada.

huawei-matebook-d14-2019-amd-ryzen-5-huawei-share-pegatinas

En esta ocasión, nuestra configuración es un Huawei MateBook D14 con un procesador AMD Ryzen 5 3500U con una tarjeta gráfica integrada Radeon Vega 8 Graphics y Windows 10 Home en su versión oficial instalado.

El que Huawei haya decidido por colaborar con AMD no ha sido más que un parche que ha tenido que decretar tras el veto que tenía con ciertas compañías fabricantes de tecnología estadounidense, como es Intel. Por ello, ya se presentó el Huawei MateBook 14, de gama superior, con procesadores de la décima generación de la compañía estadounidense, para así poder sentar su gama media-alta de ordenadores portátiles.

Este Huawei MateBook D14 es un gran compañero para personas que se encuentran estudiando o que realizan trabajos ofimáticos avanzados. En estas tareas, este ordenador portátil se mueve como pez en el agua y la fluidez del procesador se nota a cada rato. Cuando nos referimos a “trabajos ofimáticos avanzados”, es cuando tenemos grandes proyectos de Microsoft Office en los que incluso realizamos trabajos de diseño y hacen que el documento tenga un peso considerable.

huawei-matebook-d14-2019-amd-pantalla-perspectiva-web-techdroy

Pero no solo eso, con este Huawei MateBook D14 también se puede editar vídeos y fotografías y se puede incluso jugar. Es cierto que en estas tareas no se encuentra del todo cómodo, el procesador se pone a trabajar al máximo rendimiento y se nota incluso en la propia temperatura que el dispositivo coge y de la que le cuesta salir.

También es cierto que estos problemas de temperatura se le ha encontrado cuando la habitación estaba a 31 grados, algo que no le ayudaba a descongestionarse por sí mismo. Y esto hacía que la fluidez del dispositivo no fuese la mejor, sobre todo porque al no contar con una gráfica dedicada, hacía que no estuviese en lo más alto de vueltas y no tuviese otra marcha a la que cambiar para desahogarse.

huawei-matebook-d14-2019-amd-jugando-los-sims-4-primer-plano-teclado-trackpad

En lo que a juegos se refiere, el Huawei MateBook D14 AMD se ha comportado de manera ágil aunque con limitaciones que te iba pidiendo el propio dispositivo a medida que se iba utilizando. De hecho, cargar el dispositivo mientras se está jugando, es una tarea ardua. Aún así, se movía con comodidad.

En lo que a herramientas de diseño profesional, como utilizando la Suite de Adobe, también es capaz de moverse con fluidez aunque con algunos que otros achaques completamente normales al carecer de una gráfica dedicada. ¿Podemos editar con este dispositivo? Sí. ¿Está pensado para ello? En absoluto.

Por lo que realizar ediciones básicas-medias con archivos no muy grandes o pasados por el Media Encoder, podrá realizarlo, y sorprendentemente mejor de lo que nos lo esperábamos. En algunos dispositivos que les cuesta tirar de edición, deciden por clavarse en el sitio y, en la mayoría de los casos, ni para adelante ni para atrás. Este Huawei MateBook D14 lucha por tirar y no dejarte en la estacada.

huawei-matebook-d14-2019-amd-jugando-los-sims-4-conectado-monitor-philips

¿Qué nos dice que sea capaz de esto? Que aun dándole mucha caña en su vida útil, tiene pinta de ser un ordenador que va a durar bastantes años sin problema ninguno. Sobre todo porque sus componentes físicos podrán trabajar con las grandes actualizaciones que sucedan en el sistema operativo y en las aplicaciones externas que vayamos a utilizar.

Un software actualizado, pero con fallos. Microsoft tiene la culpa

Pese a que Huawei sigue sufriendo el veto, no veto, veto y no veto de los Estados Unidos de América contra la compañía, el país de origen y otras tantas empresas tecnológicas que no son tan nombradas en los medios de comunicación; los ordenadores de Huawei sí montan Windows 10 en su interior sin ningún tipo de triquiñuela como pasa con sus dispositivos móviles con los servicios de Google.

Durante nuestras pruebas al ordenador portátil de los chinos, el software jamás dio ningún tipo de inconveniente hasta que nos saltó la tan llamativa última versión 2004 de Windows 10. Llamativa porque trae diferentes novedades, pero con un sinfín de problemas que afectan de distinta manera a cada dispositivo.

huawei-matebook-d14-2019-amd-error-pantalla-de-inicio

En nuestro caso, ha afectado al software que se encarga de gestionar los tamaños de los escritorios de Windows en el dispositivo. A la hora de conectarlo a una pantalla externa, adopta una resolución que es difícil de ver, por el pequeño tamaño de las letras e iconos, y en el escritorio del dispositivo, los iconos mantienen un orden demasiado ancho sin poderlo modificar de ninguna manera.

Esto ha sucedido por la actualización de Windows, y hemos querido destacarlo en nuestro análisis por si alguien se ha comprado, o se compra el dispositivo, sepa que es un error de Windows y no de Huawei, que está claro que se solucionará en la próxima actualización que se reciba.

No sabemos si estos problemas se solucionarán restableciendo el dispositivo de fábrica y volviéndolo a configurar. Es algo que deberéis esperar a ver este análisis en el canal de YouTube de Techdroy para ver qué ha pasado con el escritorio de este ordenador portátil. Así que, suscríbete y no te lo pierdas.

huawei-matebook-d14-2019-amd-aproximando-dedo-boton-encendido-apagado-huella-dactilar

A su vez, este ordenador hace bastante gala del software Huawei Share para poder conectar nuestros dispositivos Huawei u Honor con EMUI 10 en adelante. Este software se encarga de que podamos compartir la pantalla de nuestro smartphone a través de NFC, leyendo una etiqueta QR en PC Manager y también es capaz de hacerlo a través del cable USB. Si es de USB C a USB C, mucho mejor.

De esta manera podremos compartir archivos entre el ordenador y el smartphone con tan solo arrastrar los archivos de una pantalla a la otra, copiar y pegar elementos multimedia o de texto, poder manejar el smartphone a través del ordenador y ser así mucho más productivos… pero nosotros hemos encontrado grandes pegas con esto.

huawei-matebook-d14-2019-amd-huawei-share-p40-pro-cable

Al principio, funcionó medianamente bien, aunque tuvo alguna que otra caída la conexión. Tras estas caídas de conexión, los dispositivos tardaban más en encontrarse y poder conectarse, a no ser que fuese por cable. De hecho, de forma inalámbrica, la experiencia que hemos obtenido, la estabilidad brilla por su ausencia y nos encontrábamos unos lagueos bastante pronunciados.

Al final, debemos tener en cuenta que es una nueva tecnología en desarrollo y que a medida que vaya pasando el tiempo, irá mejorando y nos encontraremos con la compatibilidad de utilizarla con más dispositivos aunque no sean de la marca. Quizás si nos encontrásemos ya de una vez con Harmony y con una comunidad de desarrolladores que quiera poner sus aplicaciones en más de dos sistemas operativos, podría ser más divertido decidir entre Windows, Mac y otros…

Un teclado y un trackpad sumamente mejorado

Como os comentábamos al principio del análisis, en mi caso tengo un Huawei MateBook D15 de generación anterior como ordenador portátil personal. Y lo primero en lo que me di cuenta que iba a notar una enorme mejoría, iba a ser en el teclado y en el trackpad del dispositivo.

huawei-matebook-d14-2019-amd-mano-teclado

Para alguien que como yo me dedico a analizar dispositivos y contároslo a vosotros aquí de manera escrita, necesito tener un teclado que me otorgue una retroalimentación y una experiencia mucho más que satisfactoria.

El recorrido de las teclas es bastante cortito y el espaciado entre teclas es perfecto para no tenerlas apelotonadas y pudiendo disponer las manos en una posición cómoda para escribir con ambas extremidades. Además, contar con la retroiluminación para cuando trabajas en horas vespertinas de poca iluminación exterior, se agradece.

huawei-matebook-d14-2019-amd-primer-plano-teclado-trackpad

Eso sí, al probarlo ahora en verano, al menos aquí en el hemisferio norte, donde el anochecer llega bastante tarde, la utilización de la retroiluminación se ve bastante retrasada. Aunque no tenemos una enorme retroiluminación y esto es destacable. La intensidad lumínica es baja y, por un lado está bien para que no nos moleste mucho a la hora de trabajar en horario nocturno pero se extraña que tenga un poco más de intensidad para escribir de manera más cómoda.

Además, tampoco tenemos un software que disponga de la retroiluminación automática. Pese a que apaguemos el dispositivo con la retroiluminación activada, a la hora de volver a encenderlo, ésta se queda apagada y debemos pulsar la tecla que se dispone en la fila de funciones para encenderla de nuevo. Estaría bien que la retroiluminación fuese automática, o poder programarla, para que se encendiese y apagase a ciertas horas.

Aún así, no merma en la experiencia de escribir con este teclado de membrana que nos ha gustado bastante y el sonido es muy sutil para no ser molesto, ya que el ‘taca-taca’ cuando escribes mucho, llega a ser molesto en ciertas ocasiones con los teclados mecánicos.

huawei-matebook-d14-2019-amd-mano-trackpad

A su vez, el trackpad funciona bastante bien. En esta ocasión, en comparación con su generación anterior, el trackpad ha aumentado de tamaño, algo que pedí cuando hice el análisis del otro dispositivo y que aquí, hago el mismo llamamiento pese a que mis deseos se han hecho realidad.

Agradecería tener un trackpad algo más grande, pero no por nada, sino porque tengo unas manos demasiado anchas y, claro, eso se nota. Aunque del funcionamiento del trackpad no tengo absolutamente ninguna queja. Tanto los gestos, como los clics y el tacto que tiene, nos ha encantado a la hora de estar trabajando con él durante estas tres semanas.

Una experiencia multimedia más que digna

Como la numeración de su modelo indica, estamos delante de un panel de 14 pulgadas. En este caso, con una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles, es decir Full HD, sobre una tecnología IPS y un brillo máximo de 250 nits. Lo convierte en un gran exponente para el trabajo ofimático dentro del hogar.

huawei-matebook-d14-2019-amd-jugando-los-sims-4-primer-plano-teclado-trackpad

Y justo decimos que dentro del hogar por el brillo máximo al que es capaz de llegar el Huawei MateBook D14 AMD. Y es que, pese a que no lo hemos sacado mucho a la calle, por motivos sanitarios obvios, sí que hemos podido trabajar con él en lugares donde la incidencia de la luz solar era bastante alta; siendo cierto que un poco más de brillo es necesario por si queremos trabajar con él de forma constante en el exterior.

Lo cierto es que no entendemos la razón por la que no se le ha querido incluir más potencia de brillo en la pantalla, ya que en los paneles de sus smartphones, gracias a los sensores con los que cuenta, intensifican aún más el brillo de lo que podríamos hacer nosotros de forma manual, algo que no sucede con el ordenador.

huawei-matebook-d14-2019-amd-monitor-philips-conectado-web-techdroy

Pese a esto, y a que no es un dispositivo pensado para que trabajemos de forma constante en el exterior con él aunque sea un dispositivo portable, en el apartado multimedia se comporta de forma más que digna. Sobre todo para el público y para los trabajos para los que está pensado este ordenador. No necesitamos más resolución y ni siquiera la extrañamos porque no podemos exigirle a este ordenador algo que ni siquiera promete en su publicidad.

A su vez, contamos con dos altavoces en estéreo en su parte inferior con tecnología Dolby Atmos para así poder intensificar el sonido y hacerlo más claro. Además, contamos con una aplicación específica con ajustes predefinidos para según estemos jugando, visionando películas o escuchando música, entre otras.

Estos altavoces sí que echaríamos en falta tenerlos, quizás, en la parte superior del dispositivo, sobre todo para que el sonido se proyecte de forma directa sobre la persona que está utilizando el ordenador, o simplemente de una forma mucho más natural. Aún así, aunque tengamos los altavoces estéreos en la zona inferior, éstos no se ven comprometidos en la calidad que escuchamos finalmente.

Por lo que poder ver películas, series, documentales o cualquier contenido audiovisual con este Huawei MateBook D14 AMD se puede considerar una experiencia bastante positiva, y como siempre, teniendo en cuenta que no estamos delante, en absoluto, de un dispositivo de alta gama pero que es capaz de llegar, en ciertas ocasiones, a esos niveles de exigencia.

La batería… ese gran vaivén de sensaciones

El Huawei MateBook D14 AMD cuenta con una batería de 56 Wh, sin que nos encontremos la información de los mAh de la misma por ningún sitio, aunque al final esto no son más que números y lo que cuenta es la experiencia que tenemos a la hora de usar el ordenador y contaros nuestras sensaciones.

Como venimos diciendo a lo largo de todo este análisis, este es un ordenador destinado a labores ofimáticas, como la gran mayoría de dispositivos de este rango de precio, y lo cierto es que por debajo de los 500 euros sólo recomendaría comprar tabletas y no ordenadores, pero este podría ser debate de otro artículo en Techdroy.

huawei-matebook-d14-2019-amd-mano-conectando-cargador-usb-c

Para esas laborales ofimáticas, el ordenador es capaz de aguantar entre 7 u 8 horas de trabajo. Todo esto depende de si le tenemos conectados distintos dispositivos Bluetooth, si además hacemos uso de los altavoces, de vídeos de fondo que nos acompañen la tarea, etc… y, sobre todo, de la sobrecarga a la RAM a la que estemos sometiendo, porque puede parecer que el paquete Office no consume pero si te pones a usarlo de forma verdaderamente profesional, os podemos decir que Office se convierte en una herramienta de trabajo forzoso para ciertos dispositivos.

En el caso de utilizar el ordenador de forma estrictamente de consumo multimedia, es decir, estar una tarde de domingo viendo la nueva temporada de tu serie favorita como si se nos fuese la vida, el Huawei MateBook D14 AMD aguanta un pelín más de las 6 horas de uso ininterrumpido.

Y ya, si empezamos a estrujarlo y nos ponemos a jugar, la batería nos aguanta un máximo de 2 horas y nos pide que le conectemos el cargador o te quedas con la partida a medias. Pero es aquí donde comienzan los vaivenes de la batería.

Y es que al descargarse en estas dos horas, una autonomía bastante normal para ordenadores de este rango de precio, la recarga de la batería nos puede demorar unas 6 horas mientras estamos jugando. Una recarga que implica que los componentes comiencen a recalentarse porque el propio ordenador no soporta estar consumiendo tanto y encima estar recibiendo una carga bastante potente como la que soporta con el cargador oficial que trae en su caja.

huawei-matebook-d14-2019-amd-cargador-usb-c-primer-plano

Lo cierto es que podríamos achacar que ese tiempo puede estar afectado al ser una unidad de prensa, y entre ustedes, ya que no nos está viendo mucha gente, precisamente las unidades de prensa no son las más cuidadas del mundo dado que les solemos someter a extremos que un usuario al uso no le sometería en ningún momento, porque en muchas ocasiones es hasta ilógico.

También es cierto que tarda bastante en cargar solo cuando se está jugando. A la hora de estar realizando trabajos ofimáticos, consumiendo contenido multimedia o haciendo un uso mixto, que sería en un uso normal de un ordenador, el tiempo de carga se disminuye por debajo del 60% de la cifra obtenida al cargarse mientras se juega.

huawei-matebook-d14-2019-amd-cargando-cable-usb-c-led-parpadeando-indica-carga

Si no tuviese que usar la suite de Adobe, me compraría este ordenador

Como ya os he hablado, y a partir de aquí os hablo a título personal, durante todo el artículo, mi ordenador personal es la versión anterior de este Huawei MateBook D14 AMD; y en mi caso, mi ordenador cuenta con una gráfica Nvidia dedicada y un procesador de Intel, que aunque parezcan temas baladíes, no lo son y ayudan bastante para ciertas tareas.

En mi caso, y por mis estudios, necesito utilizar la suite de Adobe, y aunque no la necesite utilizar de una manera ultra profesional, a niveles de postproducción cinematográfica de Hollywood, sí que necesito que exista una gráfica dedicada que libere trabajo a la gráfica integrada, que por lo general siempre son menos potenetes, y funcione por sí sola para dar estabilidad a los programas.

Como también os he mencionado en el artículo, con este Huawei Matebook D14 AMD se puede editar fotografías y vídeos con Photoshop o Premiere de forma sencilla, sin añadirle grandes efectos que necesiten de un complejo proceso ni con archivos sumamente grandes que tengamos que comprimir para trabajar con ellos.

huawei-matebook-d14-2019-amd-pantalla-abatible

Por lo que si en tu trabajo realizas gráficas, infografías sencillas o montajes fotográficos básicos, y donde más se centra el trabajo es en el trabajo ofimático (Paquete Office, WordPress) y en tener tu página web con una decencia solvente, este Huawei MateBook D14 AMD puede ser tu compañero perfecto. De hecho, sería mi compañero sin duda alguna si no necesitase de una gráfica dedicada o tuviese otra estación de trabajo para realizar esas labores.

Pero teniendo en cuenta que lo más seguro que durante este tiempo muchos trabajos, por fin, se digitalicen y muchas de las clases se impartan de forma semipresencial ayudados de diferentes elementos digitales para poder obtenerlas en casa; con este ordenador podremos hacer todas las tareas de las demandas del 85% de la población que necesita un ordenador.

Jalil Hamadi
ExDirector de Easy Smart Tech y Colaborador en análisis en Techdroy.