jbl-partybox-310-tumbado-luces-verdes

Análisis JBL Partybox 310, el altavoz bluetooth para fiesta más bestia

Cuando pensamos en comprar un altavoz bluetooth inalámbrico para poder poner nuestra música preferida en un lugar, normalmente no pensamos en grandes dispositivos que sean capaces de ponerte la música para ti y todo el barrio. Como sí que hace el altavoz del cual hablamos en este artículo. Te contamos todo lo que debes saber sobre el JBL Partybox 310 en este análisis.

En esta ocasión, estamos hablando de un altavoz que mide 68,8 centímetros de alto por más de 32 centímetros de ancho y de profundo. Y, además, este altavoz bluetooth inalámbrico lleva ruedas y un asa telescópica para poder transportar sus más de 17 kilos de peso. Ahí es nada. Impone. Pero, quizás, podríamos decir que es el mejor altavoz bluetooth inalámbrico para fiestas.

Pese a que no es un altavoz al uso que vayamos a poder adquirir cualquier persona para unas necesidades básicas, es interesante conocerlo. Sobre todo si tienes pensado realizar su compra para, por ejemplo, una fiesta. Porque, pese a que sólo se nos pueda venir a la cabeza que el JBL Partybox 310 es un altavoz para raves, también puede tener bastantes más usos, y mucho más interesantes.

Ficha técnica del JBL Partybox 310

JBL Partybox 310
POTENCIA DE SALIDA240W
DIMENSIONES68.8 x 32.6 x 36.8 cm
PESO17.5 kg
2 woofers de 176 mm (6,5 pulgadas)
2 tweeters de 65 mm (2,5 pulgadas)
RESPUESTA DE FRECUENCIA45 Hz - 20 KHz (-6 dB)
VERSIÓN BLUETOOTH5.1
PERFILES BLUETOOTHA2DP 1.3
AVRCP 1.6
PROTECCIÓNIPX4
BATERÍA5.000 mAh
Carga rápida 65W

El JBL Partybox 310 puedes llevarlo a las trincheras

Para poder situarnos en la razón de ser de este tipo de altavoces, JBL pertenece a Harman & Kardon, la cual, esta última pertenece a Samsung. Y es que JBL es esa parte de los productos de sonido de las compañías que se dirigen al público más joven, gamberro, de estética MDLR, trapera, reggaetonera…

Por ello, se reservan la imagen de Harman & Kardon para sonido de la alta gama y los productos más ‘de lujo’ y a AKG como una marca de productos de uso profesional en lugares como estudios de música, radiofónicos y para la alta gama de los dispositivos móviles de Samsung.

radio-fm-samsung-galaxy-s9

Es el altavoz que a muchos le hemos visto en el transporte público llevarlo como una maleta de cabina pero que este sí está bien hecho, tiene un sonido espectacular y un diseño perfecto para que sea bastante irrompible.

Pocos son los competidores de otras compañías reconocidas de sonido que se atrevan a hacer este tipo de altavoces. Como alternativa parcial podríamos destacar el Marshall Tufton. Éste ni tiene ruedas, ni tiene tantas conexiones como el JBL Partybox 310 y además es más pequeño. Aunque la estética de Marshall ya sabemos que es maravillosa.

Marshall Tufton

519,95  en stock
Amazon.es
a partir de 17 mayo, 2022 15:18

Un diseño pensado para dónde va a ser utilizado

Estamos tan acostumbrados a analizar dispositivos móviles que en multitud de ocasiones, los diseños parecen querer que el consumidor ha de amoldarse al dispositivo. Y esto nunca debe ser así, todo lo contrario, el dispositivo que una persona compra debe adaptarse a esa persona.

Y esto es lo que ocurre con el diseño del JBL Partybox 310. Este altavoz bluetooth inalámbrico está fabricado completamente en plástico. Este plástico se ha recubierto de goma en la gran mayoría de la construcción para que así pueda ser más resistente.

jbl-partybox-310-lateral-derecho

Además, cuenta con unas gomas antideslizantes que sirven como zapatas para apoyar el altavoz en horizontal, para así lanzar el sonido con más amplitud. Éstas, se sitúan en los dos laterales del dispositivo. Podrás apoyarlo sin miedo en el suelo, en cualquier posición. Según mejor te convenga.

Lo mejor de todo es su asa telescópica que se combina con las ruedas para así poder transportar el JBL Partybox 310 de manera más sencilla. Y es que esta asa telescópica se debe desbloquear con un botón que tiene debajo del asa. Este desbloqueo se realiza tanto para subirla como para bajarla, es una seguridad extra.

jbl-partybox-310-asa-desplegable

Con respecto a las ruedas, lo cierto es que están bastante bien construidas. Quizás con unas ruedas de patines más anchas de lo normal podría mejorar su movilidad en algunos tipos de suelo, pero es cierto que con las que viene puedes llevarte el altavoz bluetooth inalámbrico al campo y no tener ningún gran imprevisto. Siempre que, claro, vayamos por algún sendero.

La botonera de goma es un acierto

En algunos dispositivos encontrarse elementos que, a la mano, puedan parecer de más baja calidad con respecto al precio de adquisición del producto puede molestar un poco. En este caso, todo lo contrario.

jbl-partybox-310-botonera-principal-primer-plano

La botonera de goma hace que pulsar los botones se haga de manera más sencilla y, sobre todo, cuando lo utilizas en el ‘Modo DJ’, puedes venirte arriba y pulsar algo más fuerte de lo normal y que no sufran.

De la misma manera que, con este tipo de botonera la limpieza se hace mucho más sencilla. También se puede mantener la protección IPX4. Protección que debería ser más alta para el tipo de altavoz que es y dónde podría ser utilizado. Incluir protección al polvo y mejorar la protección contra los líquidos debería ser casi de obligado cumplimiento.

jbl-partybox-310-botonera-superior

Luces, música y ¡acción!

Como buen altavoz bluetooth inalámbrico para fiestas, este JBL Partybox 310 cuenta con varios puntos de iluminación LED para poder ambientar tanto el lugar como el propio altavoz. Además, estas luces van acorde con la música que está sonando.

Los puntos de iluminación se encuentran en seis lugares distintos. Dos de ellos son una tira de LED dinámica que rodean los dos gigantescos woofers y otras cuatro, en cada extremo que destellan en blanco para así unificar toda la iluminación del JBL Partybox 310.

Estas luces se pueden configurar desde la propia aplicación de JBL para que así podamos escoger la tonalidad y el color que nosotros deseemos, dependiendo del tipo de música o de ambiente que vayamos a querer crear.

Aún así, hay un modo de iluminación que hace que vayan cambiando los colores con el paso del tiempo de funcionamiento del altavoz. Todo esto, configurable desde la app. Estas opciones de personalización, son bienvenidas para montar una buena fiesta.

Una app un poco insulsa

Pese a que cuando utilizamos el altavoz Partybox 310 de JBL el sonido es espectacular, y te lo vamos a contar un poco más adelante, tenemos que hablaros de la aplicación con la que debe configurarse para poder empezar a utilizarlo y sacarle todo el partido.

La aplicación sirve para poder dar de alta el dispositivo y así recibir las actualizaciones de soporte vía OTA. Además, también podremos configurar otro Partybox para así configurarlos en par estéreo. Dos siempre es mejor que uno, ¿no?

En la aplicación podremos controlar algún control del sistema multimedia para poder pausar, reanudar o subir o bajar el volumen del dispositivo. Pero pocas cosas más podremos hacer, porque para el resto de acciones deberemos utilizar la botonera física del dispositivo.

También podremos configurar los 3 efectos de sonido, los cuales se pueden poner en favoritos, para que cuando pulsemos dichos botones en la botonera física del JBL Partybox 310 lance sonidos extravagantes que intentar hacer de efectos de sonido de DJ.

jbl-partybox-310-no-soporta-tablet-horizontal
Es un fallo que un iPad no entre en el soporte para dispositivos

Un sonido realmente espectacular y que asusta

El JBL Partybox 310 es un altavoz bluetooth inalámbrico que cuenta con 240 W de potencia. La fuerza con la que sale el sonido por este altavoz es loca, y si lo pones en su volumen máximo, el suelo y las paredes retumban de los bajos que tiene.

Y es que aunque tengamos la configuración de los bajos en un nivel neutro, lo cierto es que el sonido de los altavoces de JBL siempre tiran de más hacia los bajos. Esto no es ningún problema porque, en primer lugar, este tipo de altavoz va dirigido a quienes le gusta tener un sonido con unos bajos muy graves.

jbl-partybox-310-tumbado-luces-rojas-seriegrafia

Y porque, en segundo lugar, lo bueno que tenemos es que podemos configurar los sonidos graves, los medios y los agudos para así poder tener el tipo de sonido que queramos en cada momento. Eso sí, desde la app no se puede, es manual a través de la botonera y deberemos ir ‘a oído’, como esos que aparcan en sitios que no caben.

La calidad pocas veces es capaz de bajar

Pese a que es un altavoz con muchísima potencia y, normalmente, cuando subimos el volumen al máximo los altavoces comienzan a dar esos coletazos de los aspectos negativos que pueda tener, en el caso del JBL Partybox 310 no es así.

jbl-partybox-310-seriegrafia-asa-desplegable

Y no es así porque es un altavoz que verdaderamente está pensado para usarse en exterior y, en la mayoría de las veces se va a utilizar con el volumen al máximo. Volumen que no le afecta y que mantiene la configuración de sonido en un equilibrio que se disfruta bastante.

Aunque es un altavoz que se dirija hacia los graves, al poder ecualizar los sonidos y poder subir los agudos, en canciones de rock o metal alternativo o en canciones punk rock, donde nos encontramos sonidos graves de percusión y de cuerda percutida y voces sumamente agudas, el JBL Partybox 310 es capaz de sacar lo mejor.

jbl-partybox-310-trasera-inferior

Mari Carmen, tu hijo no sólo está de after hours

La primera impresión que tuve de esta gama de altavoces es la que ya he mencionado anteriormente. Es el típico altavoz para llevarte de rave a algún sitio. O para las barbacoas de los fines de semana entre familia y/o amigos en una parcela interesante.

Cuando me puse a buscar información sobre este altavoz, me encontré con algún que otro usuario lo utiliza en sus furgonetas camperizadas. Y es todo un acierto, el JBL Partybox 310 es un buen altavoz bluetooth inalámbrico para furgonetas camperizadas.

jbl-partybox-310-tapa-conexiones-fisicas

Sobre todo porque, aunque es cierto que ocupa sitio, puede ser el elemento de fiestas para cuando se acampa o cuando se quiere ver algún tipo de contenido, como una película, con un buen sistema de sonido que envuelva el lugar.

Y, pese a que este JBL Partybox 310 no está pensado para ponerlo en una sala de cine, aunque sea una pequeña en una casa de lujo, sí que podría ser capaz de llenar ese tipo de lugares más pequeños.

jbl-partybox-310-soporte-tablet

El JBL Partybox 310 cuenta con una enorme cantidad de conexiones

Si de algo nos podemos quejar de algún que otro altavoz bluetooth inalámbrico es de sus conexiones. Suelen ser las justas y, cada vez son más, los que no incluyen ni puerto USB ni tarjetas de memoria por el uso extendido de la conectividad Bluetooth.

Pero recordemos que el bluetooth hace que tu smartphone o tablet gaste batería con soltura, sobre todo a la hora de reproducir música en otro dispositivo. Es por ello que siempre se agradece alguna conexión física o que el altavoz bluetooth inalámbrico cargue el móvil.

jbl-partybox-310-conexiones-fisicas-primer-plano

Porque sí, el JBL Partybox 310 no sólo cuenta con puerto auxiliar mini jack 3,5 mm de entrada y de salida, sino que encontramos dos conexiones para micrófonos y podemos conectar una guitarra u otro instrumento y utilizar el JBL Partybox 310 como un amplificador.

También cuenta con una conexión USB para conectar una unidad de almacenamiento que albergue archivos de audio. Además, ese puerto USB de tipo A es capaz de cargar tu móvil o tablet a una potencia de hasta 2,1 amperios.

jbl-partybox-310-conexiones-fisicas

Una batería gigante para un altavoz gigante

Y es que claro, sorprende encontrarse con un altavoz con este tipo de características que no necesite estar conectado de manera constante a la red eléctrica. Y esa es una de las razones por las que el JBL Partybox 310 pesa más de 17 kilogramos.

El JBL Partybox 310 cuenta con una batería de 72 Wh. Para hacernos una idea, la batería del JBL Partybox 310 tiene una capacidad más grande que la del Volkswagen e-Golf, que la de un Hyundai Ioniq 5 e incluso que la de un Tesla Model Y Standard Range en su versión europea.

jbl-partybox-310-tapa-puerto-de-carga

Aun así, la autonomía con la que cuenta el JBL Partybox 310 es de unas 18 horas, con el sonido no al máximo pero sí bastante alto. Y, para cargarlo, cuenta con una conexión específica de 240V que es capaz de recargar la batería del 0 al 100% en algo menos de tres horas y media.

El JBL Partybox 310 al contar con protección IPX4, todas las conexiones, tanto para la recarga del dispositivo como las de las conexiones a los periféricos, montan una tapa que las sella para así evitar que entre el agua.

Conclusiones sobre el JBL Partybox 310

Lo que está claro es que el JBL Partybox 310 no es un altavoz bluetooth inalámbrico al uso. Cuenta con conexiones para poder utilizarlo de forma profesional, pudiendo ser adquirido por un pequeño grupo de música de barrio para conectar un micro y una guitarra y así escucharse decentemente.

O también se puede utilizar para introducirlo como sistema de sonido en una furgoneta camperizada, como hemos mencionado anteriormente, e incluso en alguna habitación o sótano que se haya habilitado como lugar recreativo.

jbl-partybox-310-vertical-luces-difuminadas

Y lo cierto es que la iluminación LED es un punto, porque no es estridente ni va a su bola. Se mueve con el ritmo de la música y detecta los puntos de sonido graves para destellar la iluminación blanca o para mover las tiras LED dinámicas con un sentido estético.

Lo cierto es que no es un altavoz al que yo, personalmente, le vaya a sacar mucho partido. Pero sí que es cierto que me gustaría tenerlo en ciertos momentos en los que estás disfrutando con amigos o con la familia y queremos tomarnos un agua con misterio.

Newsletter icon

¿Quieres recibir la mejor información sobre tecnología?

Disfruta de las noticias destacadas de cada semana directamente en tu correo para estar siempre informado.​

Jalil Hamadi
ExDirector de Easy Smart Tech y Colaborador en análisis en Techdroy.