amazon-echo-auto-sobre-plantas

¿Para qué es realmente interesante el Amazon Echo Auto? Lo probamos…

Hace un par de semanas analizábamos en nuestro canal de YouTube el Amazon Echo Auto, ese cacharrito que tiene la capacidad de hacer algo más inteligente a los coches. Sin embargo, tenemos que exprimirlo al máximo, más de lo normal. En este artículo, te contamos la experiencia que tuvimos de manera un poco más extensa para ayudarte a decidir si de verdad es un gadget interesante o no.

Cuando este producto se lanzó hace muy poquitos meses al mercado, lo vimos como una muy buena oportunidad para poder domotizar el vehículo de alguna manera. Las expectativas estaban bastante altas pero solo seguirán si de verdad eres una persona a la que le guste trastear con este tipo de productos.

Si eres un usuario al uso, con pocas ganas de calentarse la cabeza o que tiene pocos elementos a su alrededor con el famoso Internet de las Cosas que vamos a ir viendo cada vez más en la nueva década que comenzará en 2021, lo más seguro es que no sea tu producto. Pero será interesante que lo conozcas para que veas lo que se nos viene encima más temprano que tarde.

Ficha técnica del Amazon Echo Auto

Amazon Echo Auto
DIMENSIONES Y PESO85 mm x 47 mm x 13,28 mm; 45 gramos
ASISTENTE INTELIGENTEAmazon Alexa
MICROFONOS8
CONECTIVIDAD INALÁMBRICABluetooth con perfiles HFP, A2DP, AVRCP
PUERTOSJack de 3,5 mm y microUSB
EN LA CAJASoporte para rejilla, adaptador de coche, cable micro USB (1 m), cable de audio con conector de 3,5 mm (1) y dispositivo

Un diseño que se acopla a cualquier coche de cualquier época

Si por algo está apostando la compañía de Jeff Bezos en sus productos, son por dos cuestiones que no quieren que dejen indiferentes a nadie. Amazon está apostando de manera muy fuerte por el diseño y por la calidad de sonido de todos los productos de la gama Echo. Esto es lo que ha hecho posicionarle en lo más alto de la lista.

La lista de diseño de este apartado, se ordena en cómo nos encontraríamos al dispositivo anclado en su soporte. Dependiendo de cómo estuviese el dispositivo apoyado, quizás la parte superior sea nuestra parte frontal, y la frontal nuestra parte inferior. Aún así, con las imágenes que le acompañan, se entenderá. Es lo que tiene cuando un dispositivo tiene múltiples posiciones posibles.

Nos encontramos con un diseño en formato rectangular completamente redondeado de un tamaño bastante pequeño que cabe en la palma de cualquier persona adulta sin ningún tipo de dificultad, haciendo que en caso de no poder acoplarlo en el soporte que viene incluido con el dispositivo en la misma caja, podamos guardarlo en cualquier hueco del coche sin casi sufrimiento por su seguridad, rendimiento y funcionamiento.

diseño-Amazon-Echo-Auto

A su vez, en la parte frontal del dispositivo, nos encontramos toda la tecnología que necesitamos ver para saber de lo que es capaz el Amazon Echo Auto. Es decir, vemos los ocho agujeros donde se albergan los diferentes micrófonos que nos escucharán dar las órdenes necesarias para hacer uso del dispositivo.

Además, tenemos dos botones bastantes simples. Tenemos un botón para silenciar los micrófonos, y de esta manera estar seguros y seguras de que nadie va a poder escuchar esas conversaciones que tanto nos atormentan que escuchen los dispositivos inteligentes, y también el botón multifunción. Éste sirve para poder lanzar a Alexa sin decir el comando por voz necesario o para poder restablecer el dispositivo o conectarlo a la aplicación.

amazon-echo-auto-conectado-bateria-externa
También funciona si lo conectamos a una batería externa.

Sin embargo, en su parte baja nos encontramos un haz de luz de LED, la cual tiene la capacidad de cambiar de colores dependiendo de la situación en la que se encuentre el dispositivo para así darnos una actualización de lo que le está pasando. Podremos verla en azul, cuando Alexa nos oye y se activa, en verde cuando se está conectando, en rojo cuando nos deja de oír, en naranja cuando tenemos notificaciones, etc.

En el lateral derecho podemos ver diferentes conexiones, tenemos, por un lado, el conector micro USB para poder tener el dispositivo encendido, ya que debe estar siempre conectado a una fuente de alimentación y no cuenta con una batería integrada, y también tenemos el conector minijack de 3,5 milímetros para poder conectarlo a una toma auxiliar del vehículo. Aunque esta última no es del todo necesaria.

Y, por último, en su zona posterior tenemos una hendidura con un imán donde se anclará a su propio soporte, las diferentes seriegrafías de certificaciones y normativas y cuatro bandas de goma para evitar su deslizamiento cuando esté apoyado sobre cualquier superficie. Y he de decir que estas bandas funcionan a la perfección porque la hemos llevado al límite, siempre dentro de la normativa del Código de Circulación español.

Al Echo Auto le hace falta más desarrolladores y un mejor servicio post venta

Si por algo ha triunfado la tecnología de Inteligencia Artificial de Amazon ha sido por saber diferenciarse de toda su competencia gracias a la inclusión de sus ‘skills‘, las cuales pueden ser creadas por cualquier persona e instaladas en todos los dispositivos que cuenten con la tecnología de Alexa.

Esto ha hecho que personas que saben desarrollar tecnologías del Internet de las Cosas, puedan domotizar elementos de su entorno sin necesidad de incluir demasiados aparatejos externos que lo acaban convirtiendo en un Frankestein para que podamos decirle que haga la acción que deseemos. Y esto es lo que le falta a los coches.

silenciar-Amazon-Echo-Auto

Si bien es cierto que el mundo de la domotización se ha centrado en los edificios, ya sea para viviendas o para oficinas, existe un hueco bastante enorme en el mercado al que pocos se han atrevido inmiscuirse, que es el de conseguir que el coche pueda funcionar como una casa inteligente. Y con el Amazon Echo Auto es más que probable que se les haya quitado más de un dolor de cabeza.

Y es que con el dispositivo estadounidense, no puede controlarse absolutamente nada que tenga que ver con el estado del vehículo al que se ha conectado por Bluetooth o por el cable minijack de 3,5 milímetros. Esto hace que el Amazon Echo Auto se simplifique de la misma manera que quienes se compran un iPhone de última generación Pro Plus Max Mega para hacer TikToks…

Es por ello que estaría genial que Amazon se inspirase en el servicio post venta que, por ejemplo, tienen los dispositivos de Samsung. Los de la marca surcoreana se preocupan por el usuario mandándoles de forma constante, consejos para utilizar sus dispositivos y poder así estrujarlos al máximo. Esto lo hacen tanto por correo como por notificaciones push en el propio dispositivo.

Esto podría parecer engorroso e incluso un tanto agresivo, pero cuando te das cuenta de que lo que te están contando te mejora la experiencia de uso del dispositivo que tienes entre manos, no te cansa y te hace incluso querer llegar a un punto más allá. Pues imagínate si esto lo hiciesen con los dispositivos de Alexa, enseñando a crear ‘skills’ y fomentando el Internet de las Cosas…

gestion-cables-Amazon-Echo-Auto

Esto podría conseguir que se consiguiese tener vehículos de cualquier época controlados por un asistente virtual que de verdad funciona y que tiene una comunidad gigantesca enorme, y no actuando con un “Hola, [inserte la marca de vehículo de su preferencia]” y que las órdenes se tengan que dar como un robot y que no sea capaz de conectarse a los servicios de streaming principales para poder conducir de una manera más cómoda.

Lo que está claro es que el Amazon Echo Auto tiene un potencial gigantesco que no se está aprovechando y, que a su vez, haría tener que invertir más dinero en el coche. Pero, ¿qué mejor que invertir en un bien duradero que en cosas que nos van durar dos telediarios? Pues eso.

¿Qué hemos podido hacer con el Amazon Echo Auto?

Pues nada más allá que lo típico que podemos hacer con un asistente virtual que ya conocemos de sobre y que ya os trajimos con el Amazon Echo Plus de segunda generación hace unas semanas. Podemos pedirle poner canciones específicas, autores específicos, álbumes específicos, listas de reproducción específicas, o todo lo mencionado de forma aleatoria en el servicio de música de streaming de nuestra preferencia, mientras esté previamente conectada a la aplicación de Amazon Alexa.

amazon-echo-auto-sobre-plantas

Además, lo que más interesante me pareció, es poder activar las rutinas que tenemos configuradas en nuestra aplicación para poderlas referenciar en cualquier dispositivo. Es decir, si tenemos varios elementos domotizados en un lugar, como por ejemplo en nuestra casa, ya no tendremos que apurar el decir el comando justo cuando estamos saliendo de casa.

Ahora, solo tendremos que salir de casa, ir al coche, que en mi caso tengo la posibilidad de tenerlo en la misma puerta, y decirle la rutina creada, por ejemplo, “Alexa, me he ido de casa”, y que se encargue de, por ejemplo, apagar luces, pasar el aspirador de forma automática, cerrar las puertas, armar la alarma, etc…

Este tipo de cuestiones sí que nos resultaron extremadamente interesantes y funcionales, ya que si el comando cierra la puerta, tendremos que ordenarlo para que lo haga de lo último, para que nos de tiempo a salir y cerrar para que eche la llave. De la misma manera que si podemos armar la alarma y nos dan esos pocos segundos.

anclaje-Amazon-Echo-Auto

Y yo no sé ustedes, pero soy de los que antes de salir, miro por encima la entrada o el salón para asegurarme de que no me he olvidado de nada, y eso, si tienes una alarma, puede hacer que te pegues algún que otro susto, a ti y a la persona que te llama después para ver qué ha sucedido con la alarma.

¿Qué no hemos podido hacer con el Amazon Echo Auto?

Pues quizás una de las funciones más interesantes, junto con las de activar las rutinas, que podríamos tener en este tipo de dispositivos, y que quizás podrían estar muy bien enfocados para trabajadores profesionales que se pasen muchas horas conduciendo; como pueden ser agentes comerciales, taxistas, camioneros/as, etc…

Y es que, pese a que se pueden realizar llamadas con el Amazon Echo Auto, y esto nos gustaría dejarlo claro, depende mucho del sistema de infoentretenimiento del vehículo y de las capacidades que tenga. Por ejemplo, en sistemas de última generación de vehículos con estándares europeos como pueden ser los sistemas del Grupo VAG, la función de llamadas funciona a la perfección.

Ahora, si nos vamos a vehículos, como en el que también hemos podido probarlo, del grupo empresarial indio Tata Motors, aquí sí que han existido ciertos inconvenientes. Ya que la llamada, después de varios intentos y configurarlo correctamente, el dispositivo fue capaz de realizarla. ¿El problema? Que mientras la otra persona sí era capaz de escucharnos, nosotros no.

¿Por qué puede suceder esto? Es muy probable que esté existiendo un conflicto en el sistema Bluetooth, en el que el vehículo tenga conectado al Amazon Echo Auto y al smartphone, de forma simultánea, pero como es el Amazon Echo Auto el que estamos utilizando, no entienda que tenga que pasar el smartphone para realizar la llamada.

Y claro, aunque el Amazon Echo Auto sí cuente con un pequeño altavoz que se utiliza para indicarnos ciertos acontecimientos que tiene que ver con el propio dispositivo, por ejemplo a la hora de conectarlo.

No lo utiliza para lanzar el sonido de la llamada, en caso de que note ese conflicto. Porque claro, está entendiendo que el coche está mandando la señal de sonido y que estamos escuchando la llamada. Pero no, no es así.

Por lo que este no es un punto en contra del dispositivo de Amazon sino que depende mucho del sistema electrónico del vehículo al que lo conectemos. Y, está claro, que a mayores prestaciones, mejor sistema tendremos.

Tampoco hemos podido controlar el vehículo con el dispositivo. Aquí, volvemos a lo que hablábamos hace dos apartados. Por falta de desarrollo en las skills y que cada vehículo es un mundo y en esto se deberían poner las pilas los fabricantes, no podemos bajar ni subir el volumen, si le pedimos que nos lleve a algún lugar, no nos lo muestra en la pantalla del vehículo si éste cuenta con ella.

Además, tampoco lanza ningún servicio de mapeo en el dispositivo móvil. Si le decimos “llévanos a [inserte aquí lugar de su preferencia]”, solo nos dirá cómo se encuentra el tráfico y el tiempo estimado que tardaremos en realizar la ruta, que sí nos ha indicado.

Cosas a tener en cuenta

Como hablábamos en el apartado del diseño, este Amazon Echo Auto cuenta con ocho diferentes micrófonos para que nos pueda escuchar los comandos que le vayamos a lanzar.

amazon-echo-auto-rejilla-ventilacion

Estos micrófonos han sufrido una mejora, la misma que podemos ver en los dispositivos de la alta gama de Amazon Echo, para poder entendernos con todo el ruido ambiente que acaece en el interior de un vehículo.

Lo cierto es que funcionan a las mil maravillas, teniendo la música a un volumen alto, con la potencia del aire acondicionado en zonas altas, con todo el ruido aerodinámico que entran en ciertos vehículos… En nuestras pruebas no hemos notado que esté teniente en ningún momento.

Además, debemos acordarnos que el Amazon Echo Auto solo tiene la conexión 4G/5G con la que cuenta nuestro dispositivo móvil inteligente. Es decir, que si en algún momento nuestro dispositivo pierde la señal, el dispositivo de Amazon dejará de funcionar.

colocar-Amazon-Echo-Auto
El cableado es difícil de ordenar

Esto ocurre bastante cuando viajamos, ya que en carretera los puestos de telecomunicaciones son menos y el dispositivo va saltando de torre en torre y pierde la conectividad móvil a cada momento; lo mismo que sucede en los túneles. Por lo que el Amazon Echo Auto también dejará de funcionar.

Lo mismo que ocurrirá si nos encontramos en lugares altamente frecuentados como son Centros Comerciales, donde al existir una saturación de las redes, pueden existir ciertos cortes. O cuando pasamos por delante de edificios gubernamentales que cuentan con inhibidores.

¿Es lógica la compra del Amazon Echo Auto?

Si no te vas a dedicar a hacer skills, o no vas a contratar una empresa que te domotice el vehículo para poder sacarle más partido a tu Amazon Echo Auto, lo cierto es que no vería del todo necesaria su compra.

A no ser que sucedieran diferentes factores y que se aprovechasen dado que el precio del dispositivo pensado para los vehículos del fabricante estadounidense no es demasiado elevado.

montaje-Amazon-Echo-Auto

Por un lado, que seas una persona trabajadora profesional y realices bastantes llamadas mientras conduces, que pese a realizarse con manos libres tampoco es recomendado conducir hablando pero esto es otro debate, en este caso sí que se podría aconsejar su compra para facilitar los comandos y no tener que estar haciendo cosas ilegales mientras trabajas.

Por otro lado, que te guste cambiar de lista de reproducción o de canciones de forma constante y con el Amazon Echo Auto puedan hacerlo de una manera mucho más segura que de la forma tradicional.

Al fin y al cabo, al Amazon Echo Auto le pasa exactamente lo mismo que a los nuevos dispositivos de Huawei; y es que falta compromiso por parte de la comunidad desarrolladora para poder sacar partido a este tipo de dispositivos.

Jalil Hamadi
ExDirector de Easy Smart Tech y Colaborador en análisis en Techdroy.